Servicios

Dra. Marina Roustan

Terapia individual

Relación asistencial calibrada en el paciente.

Es necesario conjugar la ciencia con el respeto a la dignidad y los valores de las personas, para imponer un diálogo interdisciplinar y único entre los diferentes aspectos que rodean a la persona.

Los aspectos psíquicos, sociales, personales y éticos que concurren en el paciente deben interrelacionarse para garantizar el mejor tratamiento basado en la evidencia, pero sin renunciar a la subjetividad, relacionando lo científico con lo humanitario, pasando del caso al ser que sufre.

Estrés - Marina Roustan

El Estrés

El estrés constituye el reflejo del sometimiento por excelencia.

A nivel endocrino y cerebral se secretan sustancias como el cortisol y la adrenalina, que en su origen fueron diseñadas para proteger nuestro organismo y que actúan como una alarma para preparar al organismo para la huida. Pero, atrapado en el impasse de nuestra era, la del algoritmo de Google y del pronóstico de la soledad, el ser humano ya no puede escapar.

Se aborta la reacción biológica, lo que favorece la aparición de un ataque contra el mismo cuerpo y se inicia el desamparo y se incrementa la situación de vulnerabilidad. El cortisol, un antiinflamatorio natural que sostiene los niveles elevados de azúcar en la musculatura, inhibe su respuesta biológica inmunológica, circunstancia que pone en peligro la integridad del organismo. Prescindiendo de las funciones metabólicas menos necesarias en caso de alerta, actúa directamente sobre él, que se muestra entonces indefenso.

A largo plazo, esta situación se convierte en insostenible y solo puede acabar derivando en enfermedad o malestar.
Coordinación de parentalidad - Marina Roustan

Coordinación de parentalidad

La Coordinación de Parentalidad es un tema que atañe a los procesos de separación y divorcio, pero también concierne a las nuevas modalidades de familia de nuestro tiempo.

Con la Coordinación de Parentalidad aliviamos el peso que cargan los tribunales, y ayudamos a los niños inmersos entre sus padres. Sin duda esos padres aman a sus hijos y quieren lo mejor para ellos, sin embargo a veces se pierde de vista qué es lo mejor para ellos insistiendo que su razón, distinta de la del otro progenitor, sea cómplice de sus conjeturas atajadas con llamativos fundamentos aparentemente lógicos, pero que no convienen a los hijos

Las familias caracterizadas por conflictos parentales llegan a ser vulnerables, porqué su conflicto es de orden psíquico y no judicial, y algunas necesidades del grupo familiar llegan a ser incompatibles entre sí.  El trabajo del Coordinador de Parentalidad consiste en gestionar el conflicto, enseñar recursos, y contener la parte emocional duramente afectada, necesitando de destreza y sensibilidad, conocimiento del desarrollo infantil como los procesos de obstaculización, alienación, adultificación del menor, por citar algunos.

Para comprender una intención, es necesaria la comunicación intersubjetiva, basada en la capacidad analítica y de observación, y así poder regular los lazos deteriorados entre las partes en vistas de que los niños no sufran y que puedan disfrutar de su filiación, la real y la simbólica, con ambos padres. Es necesaria también una conciencia jurídica cuando se habla de vehicular acuerdos y ofrecer una oportunidad de construcción, debatiendo asuntos familiares pero en clave jurídica y psico-social.

Esta nueva figura, la de Coordinador de Parentalidad libera a los progenitores en desarmonía en el sentido emocional, libera a los juzgados sobrecargados, y libera a los niños en cuanto se les ayuda a desconectar de la conflictiva familiar. 

Psiconeuroinmunología - Marina Roustan (1)

Psiconeuroinmunología

La psiconeuroinmunología es una ciencia interdisciplinar que investiga las interacciones entre la mente y el sistema inmune así como las consecuencias clínicas que se derivan de las mismas. Esta disciplina nos aporta la base de apoyo científica para considerar la salud como una armonización biopsicológica, lo que equivale a ponerla en valor y a promoverla a nivel social con el objetivo de alcanzar unas mayores cotas de bienestar. Las emociones negativas tienen la capacidad de provocar enfermedades en las personas, mientras que las positivas contribuyen a proporcionar bienestar. La psiconeuroinmunología consiguió romper el dualismo mente-cuerpo dando lugar a un enfoque integrador.

El hipotálamo controla mayoritariamente la acción de la glándula pituitaria y de las hormonas que secreta, muchas involucradas en la variabilidad de los estados emocionales, por lo que los receptores de los neuropéptidos resultan clave para entender la bioquímica de las emociones. Las hormonas, incluyendo la adrenalina, los corticosteroides y las catecolaminas, responden por ejemplo al estrés. A su vez, las hormonas presentan efectos sobre varios aspectos de la respuesta inmunitaria del organismo; en ambos sentidos de regulación: la estimulatoria y la represiva.

Gracias a esta disciplina se puede entender la relación entre emociones, hormonas y conductas; entre el sistema inmune y algunas enfermedades somáticas o mentales.
Medicina psicosomática - Marina Roustan

Medicina psicosomática

El clásico lema que la salud se reconoce por el silencio de los órganos corporales se tambalea.

En este siglo en el que nos ha correspondido vivir, el ser humano se ve obligado a adaptarse continuamente al medio que lo rodea. Y debería hacerlo de manera saludable.

La era moderna, sin embargo, se halla repleta de exigencias, deberes, frustraciones y mandatos, lo que provoca que a menudo nos sintamos abocados a una sobreadaptación enfermiza; lo cual se traduce en síntomas físicos y psíquicos de diferente índole: taquicardia, presión arterial, problemas cardiovasculares, anorexia, enfermedades psicosomáticas, hiperactividad e infelicidad.

Muchos nombres de síntomas en boga adquieren entidad propia, y lo que antes era un síntoma clínico es ahora un trastorno clínico que reclama medicación. El estrés o la anorexia constituyen algunos ejemplos. La relación soma-mente queda evidenciada a través de la ducha de realidad en la que nos sumerge el lenguaje del cuerpo. La enunciación silenciosa de la angustia que detiene el tiempo y desafía la medicación, o la imposibilidad de evitar lo desagradable de una obsesión recurrente, no son más que una expresión testimonial de un abanico de sufrimientos ambiguos.

Por otra parte, el dolor supone la ruptura violenta y abrupta de la homeostasis orgánica y psíquica y refleja la alteración incontrolada de todas las pulsiones rítmicas del cuerpo. La percepción somato-sensorial del dolor emerge del órgano lesionado y se yuxtapone con la perturbación global del organismo, que surge de una imagen emotiva, para dar como resultado una emoción dolorosa. El dolor deviene entonces psicógeno, se sitúa en el límite del cuerpo y de la mente

Alta conflictividad - Marina Roustan

Intervención con familias de alta conflictividad

Las familias que se caracterizan por conflictos parentales suelen entrañar problemas difíciles de resolver a través de intervenciones judiciales, porqué el obstáculo es esencialmente psicológico, y el resultado de su malentendido es bastante traumático en el sentido del sufrimiento que acarrea.

Resulta imposible realizar un trabajo exhaustivo  longitudinal, que abarque la vida completa de los integrantes de esa unidad familiar, pero un análisis constituye una gran ayuda para los integrantes de la familia, y permite

en la medida de lo posible, que no existan alteraciones en la vida habitual que venían llevando los hijos. Porque un menor feliz es una persona que mañana será feliz.

Terapia de grupo - Marina Roustan

Terapia de grupo y de comunicación

El grupo es una estructura básica de interacción, dónde se refleja la relación dialéctica mutuamente modificante entre sujeto y medio

Grupos pequeños de 6 a 8 personas, con confidencialidad intergrupal, intragrupal y privacidad. Una oportunidad única y privilegiada  por medio de la palabra y de la comunicación, de cuidar de uno mismo y de los demás, mejorar su vida y ser más feliz.

Cuando nace el ser aún incipiente, se estrena como ser social en una relación con otros. La caricia cálida de la mirada del otro lo introduce a su destino como individuo que comunica, que quiere ser interpelado, que se relaciona y que se vincula. En un mundo donde las personas pierden sus puntales y sus pilares devienen borrosos, la pasarela grupal se vislumbra como la única salida firme y segura para volver a focalizar las energías dispersas.

En otras palabras, la terapia pretende ser esa estrella de David hasta que cada miembro de grupo, resiliente, vuelva a encontrar su camino, y salga de la crisis triunfante, es decir, habiendo aprendido algo positivo de ella.

Orientación profesional - Marina Roustan

Problemas de orientación académica y profesional

Si nadie es dueño del momento de su nacimiento, sí que podemos ser dueños de nuestras vidas.

Siempre es cuestión de dar el primer paso, luego ya nunca se olvida cómo caminar. Dialogar con nuestros verdaderos deseos deviene una necesidad a la hora de elegir una carrera o un camino para seguir.

La terapia  orientativa no rodea los porqués, sino que los coge de frente. Sin embargo, se reclama la presencia de luna mirada interdisciplinar o sistémica para llegar a una concepción relacional de la motivación de la persona que afronta un nuevo futuro, para que algunas necesidades se transformen en metas y planes.